sábado, 20 de septiembre de 2008

Policía de la cultura... comisarios progresistas

Fragmento de la crónica del Festival de San Sebastián a cargo de Carlos Boyero publicada en el país el día 19 de septiembre de 2008 a modo de respuesta de la "Carta al director" "El País" y el Cine:

(...) Leo unas declaraciones de Mikel Olaciregui, director de este festival, asegurando algo tan obvio como que se pueden hacer festivales sin glamour (qué grima me da el uso abusivo de concepto tan etéreo), pero que es imposible hacerlo sin películas. No aclara si buenas o malas, pero está convencido de que en esta edición van a compaginar el cine de autor (si lo del dichoso glamour me parece cursi, lo de la autoría me provoca escalofríos, ya que ese confuso término sirve para que se apropien de él los creadores y los necios, los que tienen algo interesante que contar y los profesionales del vacío, los artistas y los impostores) con las películas destinadas al éxito comercial. Qué manía les ha dado a los espíritus sensibles y a la policía de la cultura con que la autoría como mandan las ortodoxas reglas de los comisarios progresistas está ancestralmente enfrentada al algo tan mezquino e impuro como el éxito. He tenido que hacerme viejo para comprender que los directores que más amo eran unos fenicios preocupados por eso tan bastardo de que las despreciables masas fueran a ver sus banales y deshonestas películas. O sea, mercaderes cínicos como Hitchcock, Ford, Hawks, Wilder, Lubitsch, Chaplin y Keaton. No me los imagino mirándose angustiadamente en el espejito mágico y preguntándole con coquetería: ¿Existe alguien que sea más autor que yo? Ojalá que nos inunde la comercialidad, que el personal salga del cine con expresión colectiva de felicidad, con la vergonzante sensación de sentirse abducidos y en éxtasis. Y luego que se pregunten algo tan metafísico e inaplazable como si esas maravillosas sensaciones se las ha regalado un autor o un artesano, un artista o un mercenario. (...)

CB 3-9-08: "Es absurdo que les hable durante 11 días de mediocridades o naderías, de películas que en el 90% de los casos nunca se van a exhibir comercialmente en España, que ni el distribuidor más audaz se atrevería a comprar ya que su suicida exhibición duraría un par de días, suponiendo que algunos espectadores incautos picaran en el anzuelo de las críticas laudatorias de los tarados o esnobs con disfraz de vanguardistas."

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Me consta que muchas de las personas cuya firma figura en esta lista se han pasado media vida luchando para que exista la libertad de crítica, de expresión, y de debate. Quién les iba a decir a ellos (y a ellas) que un día les iban a calificar como "policías de la cultura". El periódico "El País" no sólo ha desdeñado contestar a su interpelación (verdadero sentido de esta carta), sino que prefiere dilapidar su antiguo prestigio profiriendo insultos contra personas dignas a las que en infinitas ocasiones ha solicitado su opinión y su colaboración; y que, en cualquier caso, son sus lectores. Ahora los trata, a través de su pregonero, como a una escoria de la que hay que deshacerse cuanto antes. Actuando con tanta chulería como desprecio, El País olvida que, en gran parte, es este público, este lumpen de "intelectuales" pasados de moda, quien en un tiempo tenebroso lo apoyó, lo sostuvo y creyó en su intento de convertirse en un diario serio. Pero corren otros tiempos y el crítico debe parecerse a un tertuliano de "Tómbola" para vender más. Por lo tanto, se ve que no hay nadie en la Redacción de El País que sea capaz, no ya de romper una lanza a favor de personas a las que antes consideraba respetables, sino ni siquiera de contestar a una pregunta sencillamente, sin ofender a nadie.
Sigrid de Thule

VRBachiller dijo...

Creo que todas las personas que han firmado este "manifiesto", surgido de una rabieta pueril, no tienen ni idea de lo que significa la palabra Crítica, ni mucho menos lo que significa la palabra Criticar.

El día que aprendan el significado de estas dos palabras, comprenderán que han hecho el ridículo redactando y/o apoyando esta carta.

Bueno, y el día que comprendan y aprendan en qué consiste el trabajo de un crítico ya va a ser lo más!! Será para marcarlo en el calendario y todo!!

Lo que más me duele de todo esta movida que han montado, es que haya personas de "Cahiers" entre los firmantes. Eso me duele mucho, porque es lamentable que gente que trabaja en una revista de tal calibre, se rebaje tanto como para firmar una cosa tan vergonzante y tan insultante contra el cine y su crítica.

P.D. Espero que este comentario no dañe vuestras mentes totalitarias y haga borrarlo.

Vogler dijo...

Lo que más me duele a mí es que sigamos sin entender nada de lo escrito, que se vean mentes totalitarias donde se busca una mayor apertura de miras sin discriminaciones al cine menos comercial, que se vea una rabieta pueril donde se expone con educación un hecho evidente y palpable de menosprecio hacia quienes nos gusta también otro tipo de cine.

Pero en fin, parece que nos gusta ponernos anteojeras para no ver más que lo que queremos ver.

Letras de cine dijo...

Vrbachiller, eres uno más de los muchos que nos llaman totalitarios, élite intelectual o rojillos de salón. Es harto difícil de entender el porqué de esta virulencia: bueno sí, que evidentemente utilizais las propias armas de Boyero. La gente que ha firmado el manifiesto, creo que se merece un respeto (están algunos de los mejores directores españoles de los últimos años y algunos de sus mejores críticos y escritores cinematográficos, y aparte hay gente bastante importante dentro del cine español, muy inesperada para Boyero and friends, digamos, que no se ha atrevido a firmar). Me parece incomprensible que puedas afirmar que ninguno tiene ni idea de lo que es hacer crítica de cine. Y de nuevo repito algo que ya he comentado en otro post. A Boyero se le critica por las formas, por su modo de hacer crítica, insultando en vez de razonando. Nadie ha dicho que se le eche, sino que respete, no que deje de criticar, el cine que no entiende.
Lo que está claro es que en España hay muy poca costumbre de dialogar y "criticar" verdaderamente, dada la violenta respuesta que ha tenido una carta que nadie parece haber leído.

Un saludo

Letras de cine dijo...

pero hombre, considerar que gente como Santos Zunzunegui o Paulino Viota no tienen ni idea de lo que es criticar, por Dios hombre, un poco de humildad.

DVH dijo...

Vrbachiller puede ser, como dice letrasdecine, "uno más de los muchos que nos llaman totalitarios...", pero no creo que deba preocuparos (y os hablo en plural, como se habla a las tribus) que esos que os critican "sean muchos", sino que tienen razón. Y la tendrían aunque fuesen sólo dos.

Letrasdecine, el impulsor, creo, de este blog, (que no es más que una herramienta vergonzante de presión al servicio de una iniciativa, la famosa carta, aberrante por su vocación liberticida) no sólo no acierta a desmontar los argumentos de Vrbachiller, sino que incurre en varias faltas argumentativas.

La primera de ellas, y más llamativa, es el argumento de autoridad. "Se merece un respeto porque están algunos de los mejores directores españoles de los últimos años y algunos de sus mejores críticos y escritores cinematográficos, y aparte hay gente bastante importante dentro del cine español", proclama Letrasdecine, idóneo émulo de aquellos que llamaban a Stalin...¿cómo?¿Papá?

Yo, Letrasdecine, tan humilde que no me atrevo a llamarte amigo y mucho menos, como sí haces tú, a defender a "gente bastante importante", creo que si tu principal argumento para defender esta iniciativa es que la sostienen importantes personas, cometes un error al creer tanto en ella. El argumento de autoridad al que recurres huele un poco a sarcófago; y en tus manos, supuestamente puras de libertad y tolerancia, arde al rojo y quema tu discurso.

Dices al final de tu réplica: "...una carta que nadie parece haber leído". Recobraré la fe en el género humano si tú te incluyes en ese "nadie". De tu réplica quiero colegir que tú tampoco la has leído y que no la has entendido. Porque esa carta sólo se puede entender de una manera: coacción totalitaria. Y si tú la has leído y entendido y la defiendes diciendo: "Nadie ha dicho que se le eche, sino que respete, no que deje de criticar, el cine que no entiende", te estás retratando con negro trazo.

Pero no, no me quiero poner en lo peor. Y creo que defiendes la carta porque, efectivamente, no la has entendido y, por lo tanto, no alcanzas a comprender su condición absolutamente contraria a la labor crítica. Un director de cine, o cien, o mil, no pueden exigir a un crítico "respeto", porque la labor del crítico es respetarse a sí mismo. Exigir que un crítico respete el cine que no entiende (dando por supuesto que no lo entiende, lo que también es discutible) es similar a pedirle al aceite que se deje pisar por el agua. Si un crítico no entiende una película, su deber es decir que no la entiende, y en ese deber descansa todo el sistema ético de su oficio y de su vocación.

Por cierto, he visto que contáis nuevas adhesiones y ponéis los nombres entre negritas. Os propongo un ejercicio que le va a venir bien a vuestra supuesta gimnasia libertaria: poner también entre negritas los nombres de los que no se han unido, o incluso de los que os han criticado. Podéis empezar por Oti Rodríguez Marchante, que habló muy claro de vosotros el otro día.

Un saludo.

Letras de cine dijo...

No me tergiverses, dhv, cuando hablaba de "gente importante" lo sababa a colación por el desprecio de vrbachiller hacia la labor crítica de la gente firmante, no para justificar nuestra iniciativa.

Una vez más nos llamas totalitatios y casi stalinistas, y la verdad, no entiendo nada, es de risa. ¿Sabes realmente lo que el totalitarismo? Simplemente porque se haya enviado una carta de queja a un periódico por los motivos ya argumentados, no se nos puede insultar de esa manera. Nuestro poder es mínimo, irrisorio, así que dificilmente uno puede ser totalitario sino tiene todo el poder y lo utiliza para sí. Nos puedes llamar minoritarios, si te place más.

Evidentemente que hay mucha gente en contra de nuestra iniciatva, y así debe ser. Todos sabemos quienes son y muchos son amigos también, pero tampoco tiene sentido ponerles a todos en la lista, sino destacar a quienes nos apoyan, ¿no? Vamos, es de lógica. Es como si haces el poster de una película y pones tb las críticas negativas... O buscar firmas para una causa y pones tb a quienes no firman...sería un poco absurdo.

Claro, que luego hay casos muy divertidos, como el de Oti y El Cant del ucells, que llamó a esta película "un montón de estiercol cinematográfico", comentario que el propio Serra quiso poner para ilustrar el poster el filme, aunque al final no lo hizo, de lo divertido que le pareció. Por cierto, un comentario muy ilustrativo de la forma de hacer crítica que defendeis. Boyero ni la vio, pese a ser el único filme español en Cannes.

Y bueno, eso de que un crítico tan solo se deba respecto a sí mismo... evidentemente, pero tb a la obra de los demás, por mucho que la odie. Llamar tarado a un director, no me parece lo más adecuado, entre otras lindezas.

En resumen, no es tan complicado ni tan espantoso lo que proponemos, lo que pasa es que aquí se mezclan distintas formas de entender el cine y la crítica, y está bien que se hable de ello porque en España nunca ha habido un debate, pero no tiene por que ser tan agrio!!

vrbachiller dijo...

Bueno, vayamos por partes:

1) Lo que dice DVH de Oti, imagino que se refiere a que hagáis alusión a lo que publicó Oti en su blog respecto a este tema, no que nos cuentes que una vez Oti llamó tal cosa a tal película y eso fue tan risorio (ju, ju, qué risión!!) que el director no lo puso en el cartel como era su intención porque se cayó al suelo de la risa.

2) Es una excusa muy fácil decir que el manifiesto lo han querido firmar muchas más personas, e incluso cercanas a Boyero, pero que no se atrevieron a hacerlo(deduzco que por posibles consecuencias como que Boyero les iba a volar la cabeza con un rifle y/o torturar a sus familias). Eso es como si yo digo que yo me he acostado con Elsa Pataky, Angelina Jolie y Giselle Bündchen a la vez y varias veces.

3) Dije que la gente que ha firmado este manifiesto no tiene ni idea de qué es criticar, y me da igual que se llame Santos Zunzunegui (al cual citas tú), o se llame Manuel Rodríguez Manolete (al cual cito yo). Y lo sigo pensando. Y no lo pienso retirar. Os recomiendo que lo miréis en un diccionario. Pero no os quedéis en las acepciones de "censurar" y "vituperar", sino que os fijéis en esas tan bonitas, a la par que útiles para lo que yo trato de decir, que son "juzgar" y "notar".

4) DVH dice que esta carta es "aberrante por su vocación liberticida". No puedo estar más de acuerdo. No se puede decir más con menos palabras.

5) Decís que "El País" ha dilapidado su antiguo prestigio y bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, parole, parole, y que no es un periódico serio, y tenéis razón, ya que si fuera un diario serio (vosotros decís que ya no lo es) no habría publicado la carta, porque un diario, por muy prestigioso y serio que sea, tiene a trabajadores que piensan o no, igual que sus directivos (sí, eso que se llama pluralidad de opiniones, ¿¿sabéis qué es eso??), y no se les puede echar por pensar distinto a sus directivos o distinto a sus lectores (pues faltaría más, sería el colmo, vamos).

y

6) Boyero hizo su trabajo. Si la película es un bodrio absoluto (por lo que he leído en las críticas debe ser de traca!!), debe decirlo, y si es tal bodrio que se tiene que salir de la sala, pues lo dice, más que nada para informar a sus lectores, esos a los que, según vosotros y vuestra carta, ha ofendido gravemente.

Venga, un saludo.

Letras de cine dijo...

Respuesta al punto 1. Lo que he puesto sobre lo que dijo Oti es en plan anécdota y define la forma de juzgar de Oti, insultando a discreción. Creo que sobre eso no hay ninguna duda. Si ese es el tipo de crítica que quereis, estupendo. A los firmantes no nos parece adecuada. Y una vez más digo que la peli le puede parece un coñazo igualmente, pero hay muchas otras formas de expresarlo.
2. Aquí tienes razón. Como no puedo decir quien ha querido firmar y no lo ha hecho, parece que voy de farol. Es error mío el haberlo comentado sin dedcir nombres, pero no podía hacerlo sin meterme en líos.
3. Sinceramente, no entiendo como puedes negar la capacidad de crítica o de juicio a gente como Miguel Marías, Zunzunegui o Alain Bergala, etc. Por suerte son ellos los que escriben y enseñan la historia del cine y no Oti y Boyero, cuyos textos no van a perdurar nada más allá del día en que se publican, lo cual no significa que esto no tenga una gran inlfuencia en la gente que los lee y en las distribuidoras de cine.
4. Realmente pensais que por enviar una carta a El pais tenemos vocación liberticida?? Pensaba que eso era más complicado. Si lo que se hubiese intentado, es mediante oscuras conpsiraciones, convencer a los directores del pais para que pusiesen a "uno de los nuestros" en vez de a Boyero, entonces podríais evidentemente llamarnos liberticidas, pero el texto que se publicó está muy lejos de pretender eso y nuestra capacidad de influencia casi nula.
5. Lo que se dice del El pais es que se espera de él que tenga una mayor sensibilidad hacia un tipo de cine minoritario y con dificultad de estreno, no que deje hablar de películas mayoritarias. Antes sí existía ese equilibrio en su crítico de cine, justamente gracias a Angel Fernández Santos.
6. Si a Boyero le parece un tostón una peli, que al menos explique los motivos con juicio y no con ese desprecio y mala saña que le caracteriza.

Saludillos y creo que esto se ha salido de madre.

Anónimo dijo...

Dvh, no sé por qué no te entienden porque mira que hablas claro. Todo se reduce a que no llevamos ninguna razón, seamos 300 o uno; a que decimos bla bla bla y parole parole; a que somos liberticidas y totalitarios, y sobre todo, a que Boyero tiene derecho a hacer la crítica que quiera, como y cuando quiera, incluso con modales de arriero si lo desea, y hasta sin haber visto la película, pero nosotros NO tenemos derecho a decir ni mú. Eso es lo que yo llamo una mentalidad pluralista, ahora empiezo a ver la luz.

vrbachiller dijo...

(Me refiero al anónimo que ha escrito en último lugar, al de las 17.52 que ha sugerido que OS estamos prohibiendo trabajar y opinar.) Nadie os está prohibiendo que digáis cosas, que habléis, que critiquéis, no, creo que has entendido mal lo que hemos escrito aquí.

(Ahora ya me refiero a letrasdecine)
Que sigues sin entender por qué critico a todos los críticos que firman el manifiesto??? Macho, tú qué quieres, que te regale un diccionario para consultarlo o qué???

Como seguís sin mostrar lo que Oti dijo de vosotros (eso si que es una falta de respeto a los lectores, eh?? que os lo estamos pidiendo a gritos), lo dejo aquí para que si sois tan liberales, y vais criticando a todos los que os critican (ese tipo de crítica, por lo que veo, si la admitís, no??), también publiquéis las palabras que os dedicó Oti y si queréis las comentáis o criticáis como hacéis con otros. Si es que hay algo que comentar, que creo que no. A lo mejor, sin ser maestro ni historiador de cine, se logra hablar más claro:

"El estupor dejó luego paso al bochorno. La carta que, con el título El País y el cine, publicaban hoy sábado ... “y cien firmas más”, encabezadas por José Luis Guerín y por Víctor Erice (evidentemente, no había más nombres de peso, pues en tal caso estarían ahí, encabezando) en la sección de Opinión, es el asunto más ridículo y a la vez "peligroso" que he visto en los últimos meses dentro de este absurdo oficio de hablar de las películas. Los encabezadores, y los que sean, le reprochan a Boyero su actitud en el Festival de Venecia, que ha sido, como la de tantos otros, quejarse día tras día del nivel paupérrimo del cine que encontró este año Marco Müller, más buscador que encontrador de autores. ¿Debería, tal vez, que haber tenido Boyero la actitud contraria, es decir, alabar semejante enjendro?...
También le reprochan que se haya salido de la película de Kiarostami y deducen de ello que les ha faltado el respeto a sus lectores. Kiarostami, que ha hecho películas estimables y algunas excelentes (justo antes de que los “franceses” le convencieran de que es un genio), resulta que presentó fuera de concurso “Shirin”, el contraplano de una película u obra de teatro, que no se especifica. El caso es que fuimos pocos los que aguantamos semejante chorrada (falsos planos de actrices iranís fingiendo “emociones” que ni siquiera se compaginaban con la acción en “off”), y de los pocos, la mayoría nos arrepentimos. Pero, es igual, allá cada cual con su arte y con su tiempo, ahora que irse de eso no es ninguna falta de respeto, es sencillamente sentido común. Y los lectores de un periódico serio le agradecen a su crítico la claridad y la rotundidad, porque así se ahorrarán, llegado el caso, el tenerse que ir ellos mismos de la sala.
¡Qué cosas!... auténticos adalides de la libertad de expresión pidiendo a hurtadillas, o sea, como si no, la cabeza de un crítico al que, en cuanto tengan la menor ocasión (o sea, que le guste algo que ellos hagan) lo señalarán, tal y como ya han hecho anteriormente, como auténtico, libre, claro e insobornable.
En cuanto a algunos de los “y cien firmas más” viven de tirarse el rollo ensartando frases comunes y siempre las mismas (la mirada..., la honestidad... la reflexión...) en un tipo de cine que ellos llaman “línea dura”, y en el que entre algunas cosas estimables, pocas, pero fácilmente reconocibles, lo que abunda es la majadería y el vacío pretencioso, que suelen elogiar con entusiasmo. Me parece muy bien. Y ojalá que eso les reporte millones de euros y millones de amigos. No menciono antes ni más la presencia de Miguel Marías, porque la supongo un error de cálculo, de imprenta, de dirección o de sentido. ¿qué hace un crítico serio y con voz propia increpando a otro crítico por tener su propia voz? A los del coro, se les entiende: viven de eso, pero un solista, ¡Por Dios!
Afortunadamente para la decencia, esa carta sale en un periódico serio que se da cuenta del auténtico valor de su crítico de cine cuando tanto poyuelo pía, pía."

Oti Rodríguez Marchante (13-09-08)

Hala, con Dios!!