domingo, 21 de septiembre de 2008

SILENCIO

Recibimos esta nota de Cristina García Martínez desde Granada sobre el callada por respuesta de los responsables de "El País" ante la pregunta que se les formulaba en la "Carta al Director".

Me consta que muchas de las personas cuya firma figura en esta lista se han pasado media vida luchando para que exista la libertad de crítica, de expresión, y de debate. Quién les iba a decir a ellos (y a ellas) que un día les iban a calificar como "policías de la cultura". El periódico El País no sólo ha desdeñado contestar a su interpelación (verdadero sentido de esta carta), sino que prefiere dilapidar su antiguo prestigio profiriendo insultos contra personas dignas a las que en infinitas ocasiones ha solicitado su opinión y su colaboración; y que, en cualquier caso, son sus lectores. Ahora los trata, a través de su pregonero, como a una escoria de la que hay que deshacerse cuanto antes. Actuando con tanta chulería como desprecio, El País olvida que, en gran parte, es este público, este lumpen de "intelectuales" pasados de moda, quien en un tiempo tenebroso lo apoyó, lo sostuvo y creyó en su intento de convertirse en un diario serio. Pero corren otros tiempos y el crítico debe parecerse a un tertuliano de Tómbola para vender más. Por lo tanto, se ve que no hay nadie en la Redacción de El País que sea capaz, no ya de romper una lanza a favor de personas a las que antes consideraba respetables, sino ni siquiera de contestar a una pregunta sencillamente, sin ofender a nadie.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto el motivo por el cual la casi totalidad, sino toda, de la plantilla de DIRIGIDO POR y MIRADAS DE CINE, por ejemplo, no han firmado la carta. Hay algo evidente y que el escrito y su repercusión está dejando claro: la división de la crítica, llamémosla por decir algo, seria, y la oportunidad que se está perdiendo de debatir y clarificar el papel y el lugar de la crítica cinematográfica en este país, al margen de Boyeros. Da la sensación que en algunos casos, prevalece criterios y batallitas personales y, en otros temor (vaya a saberse qué lo origina),a alzar la voz y que aparezca su nombre, antes que la defensa y el verdadero interés por el cine. Sus razones tendrán, claro.

Lo de El País, está claro y hay que seguir dando la batalla aunque se nos ignore, pero lo de otras publicaciones especializadas es una muestra palpable de cómo está el patio.

Vogler dijo...

Hombre, la verdad es que nadie, o muy pocos de los firmantes deben esperar otra cosa.

¿A través de qué conducto podría El País dar réplica a la carta?, pues a través de su sección cinematográfica, es decir, Boyero, y ya lo ha hecho (por cierto de forma muy poca original tomando "prestada" una imagen de su amigo Oti)

Darle mayor importancia sería tirar piedras contra su propio tejado sacando a la luz un problema creado por ellos mismos al contratar a Boyero para la sección. Bueno, problema para una forma de entender el cine, que no para ellos que, sin duda, habrán visto rentabilizada su apuesta puesto que, no lo olvidemos, es lo que buscan.

¿Es que alguien esperaba que dijeran que se han equivocado con la contratación de dicha persona?

Anónimo dijo...

Hombre Vogler, yo creo que todos los firmantes esperamos que "El País" responda a todos los firmantes por puro respeto hacia ellos y lo que significan - ya 260 - porque hay personas que han hecho mucho no sólo por el propio medio sino también por la cultura española, como dice Cristina.
Y lo esperamos en el medio que habilitan todos los periódicos ad hoc, el espacio de la Editorial, ¿no? Seguimos a la espera. ¡¡Defínanse!!

Vogler dijo...

Lo siento, pero soy más que escéptico al respecto. El negocio es el negocio y lo único que importa a una gran empresa (y El País ya se ha convertido en eso) suele ser la cuenta de resultados.

paula dijo...

Para Anónimo: Alejandro García Calvo escribe en Dirigido y es uno de los firmantes.

miguel dijo...

No sólo García Calvo (redactor de Dirigido y ex-director de Miradas) ha suscrito la carta. Varios colaboradores de esta revista también la han firmado.

Anónimo dijo...

Ya ví que algunos colaboradores de las dos publicaciones han firmado, pero no deja de ser significativo que algunas de las firmas, vamos a llamar "destacables" en la dirección y colaboración de esas revistas, como también otras, ya que ponía a DIRIGIDO POR Y MIRADAS DE CINE como ejemplos, no firmen o en su caso no se pronuncien. El silencio de EL PAÍS, de una forma u otra, ya se presuponía, pero estos otros silencios me parecen significativos. Insisto: sus razones tendrán.